lunes, 24 de septiembre de 2012

· grisines ·

Cuando invito gente a casa me gusta preparar algunas cositas para servir mientras van llegando, o mientras yo termino de cocinar. A veces mi secuaz me reta porque dice que la gente se llena picando estos caprichitos y luego no come, pero a mí me gusta hacerlo, así que siempre hay algo, así sean unos pancitos con dips. Entre las poquitas cosas que me traje de mi vida pasada, esta receta sobresale. Por lo fácil y porque siempre implica amigos alrededor de una mesa. Háganme caso: no la prueben si no hay con quien compartirla, porque no van a poder parar después de comer el primero.

Si bien lleva levadura, no esperen una masa de pan sino más bien una de fideos, lisa pero firme. Esto nos da la posibilidad de formar los grisines largos y flaquitos con la pastalinda, aunque también se pueden estirar con palote y cortar con un cuchillo afilado. Pueden amasarla a mano, en batidora con gancho amasador o con el programa de pasta de la máquina de pan. La selección de hierbas y especias es arbitraria y la pueden cambiar como más les guste. El tiempo de horno también puede variar, dependiendo de qué tan largos los estiren y de lo crocantes que los quieran, luego de diez minutos pueden empezar a probar (yo cociné algunos durante 12 minutos, otros 15 y una tercera tanda por 18 minutos y todos quedaron bien). En fin, que no hay forma de que salgan mal. Prueben y después me cuentan.






  • Sobre la mesada limpia armar un volcán con 2 1/2 tazas de harina 000, 1 1/2 cdta de sal fina, 1/2 cdta de ajo deshidratado, 1/2 cdta de cebolla deshidratada, 1 cdta de pimentón, 1/3 taza de queso rallado, 1/2 cdta de pimienta molida y 1/4 cdta de tomillo. Agregar 1 sobre de levadura seca cuidando que no toque la sal.
  • En el centro del volcán añadir 3/4 taza de agua tibia y unas gotas de salsa tabasco y comenzar a incorporar todos los ingredientes.
  • Amasar con cariño hasta que la masa esté bien lisa, agregando un poquito de agua o de harina si fuera necesario.
  • Poner en un bowl, cubrir con film y dejar descansar algunas horas (o, mejor aún, durante la noche).
  • Precalentar el horno a temperatura media.
  • Estirar como si fuéramos a cortar fideos, pero con el grosor más alto de la pastalinda (si es a mano, alrededor de 4 mm) y cortar de 5 mm de ancho, enharinando bien las herramientas para que la masa no se pegue.
  • Separar los grisines sobre una placa (o dos, o tres...) forrada con papel de cocina, separándolos 1 cm entre sí.
  • Pintarlos con aceite de oliva y espolvorear con sal marina.
  • Hornearlos hasta que queden crocantes. El tiempo varía según el largo de los grisines y la temperatura del horno, pero alrededor de 14 minutos debería estar bien.
  • Dejar enfriar sobre una rejilla para que no se humedezcan con el propio vapor.
  • Servir solitos o acompañar con algunos dips. Tibios son una perdición, no lo intenten en sus casas ;)


  • Los que sobren se pueden guardar en frascos. O armar ataditos y regalar a todos los vecinos para que nos quieran mucho, mucho.



    The recipe card

    6 comentarios:

    1. "Para que nos quieran mucho, mucho". JIjijii

      Sugerencias de dips?? :D O quedan para la siguiente entrega? ;)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. De aquí, de allá, de todas partes, algunos dips que he probado:

        · queso crema + mostaza de dijon
        · ricotta + sal + pimienta + curry + perejil picado
        · queso crema + sal + hierbas a elección picadas
        · yogur griego + ajo picado + menta + limón + sal
        · queso azul + crema + nueces picadas
        · crema + apio + mostaza
        · remolacha cocida-pelada-licuada + crema + sal + pimienta
        · queso crema + cheddar rallado + pimientos al natural + mostaza + tabasco
        · palta + cebolla picada + limón + sal + panceta crocante

        El límite es la imaginación ;)

        Eliminar
    2. nunca hice grisines, y q mejor q empezar con una receta infalible? el unico problema: no poder parar de comerlos!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Antes de hacerlos por primera vez tenía un poco de miedo, me parecía algo complejo y que demandaba mucho tiempo. Dos mitos que derribé de una sola vez :)

        Eliminar
    3. Llegué desde lo de Vix, y ahora no me puedo ir!!! que rico todo!!!

      ResponderEliminar